Principales aspectos a conocer de Videovigilancia

Las imágenes que permitan identificar a personas son datos de caracter personal y están reguladas por la Agencia Española de Protección de datos (AEPD).
A continuación le detallamos los fundamentos principales a tener en cuenta:

  • La instalación de cámaras debe ser proporcional a la medida que se persigue, es decir, debe evaluarse si no existe un medio menos invasivo. Por ejemplo, si queremos controlar el horario de entrada de los trabajadores, existen otros medios, como los controles de presencia para asegurarse que cumplen con el horario, motivo por el que instalar cámaras sería desproporcionado.

  • En caso de grabación de las imágenes, el fichero debe de inscribirse en la AEPD. Por lo general este tipo de ficheros suelen tener nivel básico, pero debe asegurarse de que realmente sea así, ya que en función del nivel de seguridad deberá de implementar las medidas técnicas y organizativas que garanticen la seguridad de las imágenes y eviten la manipulación, pérdida, alteración y tratamiento no autorizado. Si se trata de un circuito cerrado de televisión con reproducción de imágenes en tiempo real y sin grabación, no es necesario el registro de dicho fichero en la AEPD.

  • Todas las personas que tendrán acceso a las imágenes han debido ser informadas de sus obligaciones de seguridad, confidencialidad y secreto. Nuestra recomendación es que deje constancia escrita de ello.

  • Los distintivos informativos son OBLIGATORIOS. Deben de colocarse de manera visible en todos los accesos a las zonas vigiladas, incluyendo información escrita sobre como y donde pueden ejercer sus derechos los afectados (ARCO), sobre las imágenes grabadas.

  • Debe de disponer de un impreso a disposición de quien se lo solicite con información adicional respecto a la videovigilancia, como por ejemplo, finalidad de la recogida de las imágenes, sus destinatarios, la identidad del responsable del fichero y como ejercer los derechos ARCO.

  • Es importante preguntarnos si PODEMOS garantizar realmente el ejercicio de los derechos ARCO. Lo cierto es que prácticamente inviable en la práctica. El derecho es problemático, puesto que permitir a una persona acceder a su imagen puede comprometer la protección de otras personas que también aparezcan en la grabación. En cualquier caso, su empresa deberá responder argumentadamente (denegando o concediendo) la petición del ejercicio de cualquier derecho.

  • La instalación de las cámaras debe ser absolutamente respetuosa con los derechos a las personas y con el ordenamiento jurídico. Hay que tener especial atención a no captar imágenes en vestuarios, servicios, interior de las viviendas particulares, salas donde los trabajadores estén distendidos, etc.

  • Las cámaras no podrán captar imágenes del exterior de nuestras instalaciones, pues están invadiendo espacios públicos. La regla indica que, si técnicamente es imposible evitarlo, la toma de imágenes de espacios públicos debe limitarse a lo estrictamente necesario.

  • Las imágenes deben cancelarse en un PLAZO MAXMO de 30 días, y conservarse a disposición de los jueces y Administración en caso de grabación de un delito.

Además de todo lo anteriormente expuesto, debe de considerar si su empresa debe de tener en cuenta exigencias concretas que deben de aplicarse si se trata de un sector de características específicas en materia de videovigilancia, como por ejemplo entidades financieras, entornos escolares, taxis, control de tráfico, espectáculos deportivos…

asdfasdf